Nunca seremos los mismos

20,00€

Después de una guerra, la vida continúa. Aunque ya nada vuelve a ser lo mismo. Muchos tuvieron que abandonar un país que amaban pero en el que ya no podían vivir.
¿Cómo fueron los últimos días de Antonio Machado en Colliure? ¿Cómo salió del país el presidente de la República, Manuel Azaña? ¿Cómo se separaron los caminos de nuestros protagonistas para volverse a cruzar?
El exilio les condujo a sus destinos, pero ni siquiera entre los vencedores hubo paz.
Nueva York y París no fueron el final del trayecto.
El verdadero viaje empezó en ellas. Rodrigo pensaba que su lucha no terminaría al abandonar España. Marga sabía que lo haría todo por amor, pero nunca imaginó que llegaría tan lejos. Manuel necesitaba olvidar y solo un océano podía poner distancia entre sus recuerdos y su vida. Marcial se enfrentó al reto de su vida sin saber que todo tiene un precio. Viveka supo que debía huir de Alemania para encontrar su destino en París.
Mientras Europa estaba en llamas y España quemada, la vida se abría paso intentando no sucumbir a la barbarie.
Todos cambiaron y ya nunca fueron los mismos.